Homicidios en la provincia de Santa Fe, Informe semestral (enero-junio 2020)


El presente informe tiene como objetivo permitir una aproximación a la configuración de los principales indicadores de violencia altamente lesiva en el primer semestre del año 2020 en la provincia de Santa Fe en general y en los departamentos La Capital y Rosario en particular. Se trata de mostrar comparativamente algunos datos preliminares que permitan analizar la situación actual, fundamentalmente en relación con períodos anteriores. Asimismo, se incorporará un análisis cuantitativo específico de determinadas variables a partir de las cuales se profundizará la descripción de los episodios registrados en los primeros seis meses del año. La información aquí presentada surge de una combinación de fuentes judiciales y policiales, lo que mejora su calidad. No obstante, la proximidad entre la elaboración del informe y los hechos que se describen en él obliga a producir lecturas e interpretaciones cautelosas, dado que la dinámica de las investigaciones, los aportes de nuevas fuentes y la profundización de los procesos de triangulación pueden generar variaciones y diferencias en relación con futuras publicaciones.


Las conclusiones del informe semestral llegan a los siguientes datos:


  • El número de homicidios registrado en la provincia de Santa Fe en la primera mitad del año 2020 resulta un poco más elevado que en igual período de 2019, y es casi idéntico al de 2018. Es bastante más bajo que los observados en los primeros semestres de los años 2014, 2015 y 2016 y más alto que el contabilizado en 2017, punto inferior de toda la serie. En el departamento La Capital la comparación con años anteriores arroja un resultado muy semejante. En Rosario se observa una diferencia en la comparación con 2018: la cifra de 2020 es más contenida que la registrada en ese período.

  • Para intentar un abordaje alternativo al de los años calendarios, se analiza la acumulación de casos realizando cortes en períodos de 12 meses. A nivel provincial, entre julio de 2019 y junio de 2020 la cantidad fue más elevada que la del corte junio de 2019 a mayo de 2020, pero más baja que la de los tres períodos anteriores a este último. En La Capital, por el contrario, la última medición de este tipo muestra una desaceleración. En Rosario el panorama de acuerdo con este indicador es similar al observado a nivel provincial: incremento en comparación con el último corte, pero con un valor más bajo que los cuatro anteriores.

  • En cuanto a la evolución mensual, a nivel provincial en junio de 2020 se visualiza el segundo aumento consecutivo, luego de un abril que presentó cifras muy contenidas. El número se mantiene por debajo de los observados para el primer trimestre del año. En el departamento La Capital, en cambio, en junio se detectó una baja, y el nivel de casos es comparativamente contenido tomando desde enero de 2014. En Rosario, como a nivel provincial, en junio se dio el segundo incremento desde abril. El número de este último mes fue similar al de marzo de este año y más bajo que los de enero y febrero.

  • En dos terceras partes de los homicidios cometidos en la provincia en el primer semestre de este año se emplearon armas de fuego. Esta proporción es un poco más baja que las registradas en 2014, 2015 y 2016 y muy parecida a las de 2017, 2018 y 2019. El porcentaje de personas que murieron como resultado de la utilización de armas blancas es comparativamente elevado, alcanza casi a dos de cada diez. En el departamento La Capital la distribución es muy parecida a la observada a nivel provincial. En Rosario, en cambio, encontramos una mayor presencia de armas de fuego en 2020 -en tres de cada cuatro casos se emplearon estos medios. Se mantiene así una tendencia a una difusión relativa mayor de las muertes por armas de fuego en Rosario en comparación con La Capital que comenzó en 2017. En 2016 las proporciones de homicidios con estos medios habían sido semejantes; en 2014 y 2015 superiores en La Capital.

  • En toda la provincia de Santa Fe, aproximadamente el 15% de las personas muertas en el primer semestre de 2020 fueron mujeres. En cerca de la mitad de los casos de víctimas mujeres se detectaron en principio elementos de violencia de género. La proporción de víctimas mujeres sobre el total es casi idéntica a la provincial en el departamento Rosario, mientras que en La Capital el porcentaje es más bajo: una de cada diez víctimas eran de género femenino.

  • En cuanto a las edades de las víctimas, tanto a nivel provincial como en La Capital y Rosario las mayores acumulaciones aparecen en la franja de entre 20 y 24 años -en torno a dos de cada diez víctimas. Le sigue en los tres espacios geográficos la franja de entre 25 y 29 años, que en La Capital reúne un porcentaje idéntico al anterior. Si se toman agrupamientos etarios de 10 años, a nivel provincial y en Rosario se detectan porcentajes muy similares entre los 15 y los 24 años y entre los 25 y los 34 años, mientras que en La Capital hay una mayor acumulación entre los 25 y los 34 años. Tanto a nivel provincial como en La Capital existe la posibilidad, que hay que observar más de cerca, de que desde 2019 haya habido un corrimiento de las víctimas hacia una mayor edad -siempre dentro de estos dos grupos. En Rosario esta tendencia también aparece, aunque no es tan clara.

  • Por otro lado, dos de cada tres de las víctimas de homicidios registradas en la provincia en el primer semestre de 2020 murieron por hechos que tuvieron lugar en la vía pública. En La Capital el porcentaje de homicidios en las calles es prácticamente idéntico. En este territorio se destaca la porción elevada de muertes en la Unidad Penitenciaria de Las Flores. En Rosario, por su parte, la proporción de homicidios en la vía pública es mayor, llega casi a ocho de cada diez. Se mantiene así una tendencia a este tipo de distribución que se había observado ya en 2019.

  • En relación con los días de la semana, en el primer semestre de 2020 se observa que los sábados y domingos se produjeron tres de cada diez homicidios. Esta proporción es más baja que las obtenidas años anteriores, y refiere a una distribución más pareja de los casos a lo largo de todas las jornadas. Lo mismo se observa para los departamentos La Capital y Rosario. En este último territorio esta tendencia mantiene un patrón que había aparecido ya en 2019.

  • Un dato importante que se releva a nivel de la provincia de Santa Fe tiene que ver con la cantidad de víctimas de homicidios que resultan de usos de la fuerza por parte de miembros de fuerzas de seguridad. Durante los primeros seis meses del año 2020 se registraron cuatro casos, un número idéntico al observado para el mismo período de 2019. Esta cifra es más contenida que las medidas para los primeros semestres de los años 2015 y 2016.

  • - Por otra parte, en los primeros seis meses de 2020 en la provincia de Santa Fe dos de cada tres homicidios se produjeron en horarios que pueden ser definidos como nocturnos (entre las 19 hs. y las 7 hs.). Esa proporción es casi idéntica en el departamento La Capital. En cambio, en Rosario este porcentaje supera los siete de cada diez casos.

  • En cuanto a las motivaciones y contextos de los homicidios, se observan algunas diferencias interesantes si el recorte se hace acumulando a toda la provincia o se segmentan los departamentos de La Capital y Rosario. A nivel provincial, las proporciones de muertes generadas en contextos de conflictividades interpersonales y de organizaciones criminales y/o economías ilegales son casi idénticas (cuatro de cada diez). Los casos en contextos de robo apenas superan el 5%. En La Capital, en cambio, más de la mitad de los homicidios obedecen en principio a conflictos interpersonales, mientras que un tercio de ellos se inscriben en el marco de organizaciones criminales y/o economías ilegales, y hubo un solo caso en ocasión de robo. En Rosario, por el contrario la distribución de homicidios en las dos principales categorías es inversa a la de La Capital. Más de la mitad de muertes se dieron en el marco de organizaciones criminales y/o economías ilegales y un cuarto en conflictos interpersonales. La porción de homicidios en robos en este último territorio es semejante a la provincial.

  • También se observa una diferencia en el departamento Rosario en torno al indicador con el que se busca determinar aproximadamente la espontaneidad o la planificación (aunque sea mínima) del evento homicida. En Rosario, un elemento de previsión apareció en dos terceras partes de los casos, y en La Capital y a nivel de la provincia como un todo esta variable se visualiza en poco más de la mitad de ellos.

  • Asimismo, la existencia de un mandato o pacto previo para las agresiones homicidas, que implica que el/la presunto/a autor/a de los hechos no sería el/la principal interesado/a en que suceda sino que actuaría por encargo de otra persona, también tiene una mayor presencia en Rosario (más de dos de cada diez casos) que a nivel provincial (apenas por encima de uno de cada diez) y de La Capital (una proporción mínima).

  • Finalmente, en relación a si la víctima del homicidio era o no la destinataria directa del ataque o si murió como consecuencia de una agresión que buscaba la muerte de otra persona, en el departamento La Capital es un poco mayor la proporción de casos en los que el/la fallecido/a no era destinatario/a principal de los ataques (por encima de uno de cada diez casos, más de cinco puntos porcentuales más elevado que en Rosario o a nivel provincial).


Homicidios en la provincia de Santa Fe, Informe semestral (enero-junio 2020)


ÚLTIMOS POST